NIEUWS EN ANALYSES

USD

El dólar estadounidense se debilitó ayer frente a sus contrapartes del G10 después de que los datos de ventas minoristas de septiembre sorprendieran a la baja. La cifra principal de ventas minoristas cayó 0,3% en comparativa mensual, mientras los expertos pronosticaban una expansión de la misma magnitud. La medida que excluye las ventas volátiles de automóviles también cayó 0,1%. Estos datos se suman a una serie de sorpresas negativas de la economía norteamericana este mes, que incluye la caída de los índices ISM manufacturero y no manufacturero. El Libro Beige de la Fed publicado ayer también desplegó un lenguaje más débil sobre la salud de la economía, en contraste con los diagnósticos previos. Estas señales adelantan un pobre desempeño en el tercer trimestre del año, con lo que prácticamente confirman otro movimiento acomodaticio de la Fed a finales del mes. Los mercados esperan otro recorte de 25 puntos básicos de los tipos de interés con un 85% de probabilidades, lo que justifica la debilidad relativa del billete verde en el día. En el plano comercial, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, todavía está esperando una invitación a China para nuevas conversaciones comerciales, ya que el acuerdo de la “fase uno” sigue sin firmarse. Hoy se dará a conocer el avance de la producción industrial en septiembre a las 15:15 ECT y tres oficiales del FOMC se presentan a las cámaras en el día.

EUR

El euro experimentó un repunte frente al dólar en la mañana de ayer, después de que fuentes anónimas reportaran que el partido CDU de Alemania, que está en coalición con el SPD, está adoptando una postura más flexible en relación a la expansión fiscal dada una recesión sustancial en el crecimiento alemán. Aunque el impulso de la noticia no fue sostenido, el EURUSD volvió a animarse eventualmente, después de que el USD se debilitara en general en la tarde. Hoy, el calendario de datos es ligero para la zona euro, pero la cumbre en Bruselas para concretar un acuerdo de Brexit acaparará toda la atención de los inversores.

GBP

La libra esterlina alcanzó ayer su mayor nivel frente al dólar en los últimos 5 meses, en medio de una ráfaga de titulares favorables sobre las negociaciones del Brexit. En las horas finales del día, sin embargo, la moneda retrocedió ligeramente tras conocerse el rechazo del DUP sobre las nuevas condiciones negociadas como parte del acuerdo. En particular, el DUP parece discrepar con el mecanismo diseñado para que la comunidad unionista vete cualquier arreglo aduanero que sea pactado en el futuro entre Irlanda del Norte y la Unión Europea. El respaldo del DUP al potencial acuerdo de Brexit resulta clave para Boris Johnson en el conteo parlamentario, hecho que el Primer Ministro no deberá pasar por alto en la cumbre de Bruselas que comienza hoy. De momento, los inversores parecen descartar un improbable escenario de Brexit unilateral, con el costo de cobertura contra la volatilidad de la libra en el mercado de opciones entre sus niveles más bajos de varios meses. La legislación Benn pone la barra muy alta para que una salida unilateral se materialice, pero los eventos de hoy podrían abrir un amplio espectro de posibles escenarios decisivos para la moneda.

MXN

El peso mexicano hiló ayer un sexto día consecutivo de ganancias frente al dólar, una racha alcista intra-diaria observada por última vez en el mes de abril. Con una agenda vacía de datos económicos domésticos y escasas definiciones sobre el acercamiento comercial entre China y EE.UU., el peso avanzó fundamentalmente a cuenta de la debilidad general del billete verde. Los débiles datos de ventas minoristas de EE.UU. ratifican la confianza de los inversores sobre recortes adicionales de la Fed en su encuentro de octubre, lo que añade un soporte de acarreo a la divisa azteca. Aunque el Banco de México está sesgado a seguir la trayectoria de política monetaria de la Fed en los próximos meses, el amplio espacio de recortes que todavía conserva Banxico dentro del terreno “restrictivo” indica que el peso aún podría sacar ventajas de estos ajustes monetarios.