NOTICIAS Y ANÁLISIS

EUR

Tras cuatro días consecutivos de avances frente al dólar, el euro levantó ayer el pie del acelerador y hasta dio marcha atrás ligeramente, en una jornada sin sobresaltos. El dato definitivo del índice de precios al consumo de febrero en Alemania se quedó justo por debajo de lo esperado al caer hasta 0,4%, mientras que el equivalente en Francia no cambió con respecto al mes anterior, cumpliendo con las expectativas. En el lado negativo, el Instituto alemán de investigaciones económicas Ifo, publicó unas expectativas para 2019 bastante pesimistas, con un crecimiento total que se espera que caiga hasta el 0,6%. Pero en el lado positivo, se toman este dato como un dato temporal y creen que el crecimiento se acelerará hasta el 1,8% en 2020. Además, comentaron que para los consumidores alemanes todo va viento en popa, gracias a la fuerte subida de los salarios, la baja inflación y el programa de descuentos fiscales. El dato más importante de hoy será la publicación, a las 11.00 CET, del IPC definitivo para toda la eurozona.

GBP

La libra cedió ayer parte de las ganancias acumuladas durante la semana tras conseguir May la ampliación del Artículo 50. El resultado dio la victoria al gobierno con una mayoría de 212 a favor de la ampliación de la fecha límite para el Brexit. Ahora la cuestión es cuánto tiempo durará esta ampliación. La respuesta está en manos del Partido Unionista Democrático y en si apoyarán o no el acuerdo de salida de May. Si el DUP acaba cambiando de postura, le resultará difícil a los diputados euroescépticos vender en sus circunscripciones el rechazar el acuerdo. Por eso, la decisión del DUP afecta en realidad a muchos más votos de los representados por los 10 diputados que forman este partido. Si en la tercera votación de calidad de la próxima semana se aprobara el acuerdo, May tan sólo pediría una ligera ampliación del Artículo 50 para poder finalizar el marco legal necesario para la entrada en vigor de dicho acuerdo. Lo que sería el mejor escenario para la libra, puesto que en este momento tan sólo espera la señal para caer hasta su valor razonable. Sin embargo, si no obtuviera una mayoría en el parlamento en este tercer voto de calidad, no quedaría clara la duración de la ampliación y esta incertidumbre podría debilitar a la libra esterlina a corto plazo.

USD

El billete verde vuelve a la acción con su primer día de ganancias en cinco jornadas, en un día en que la sorpresa vino por el lado del crecimiento de los precios de importación. El índice de precios de importación de febrero se reforzó en 0,6%, pese a la amplia fortaleza del dólar vista en los últimos meses. Lo que podría ser una primera indicación de que los aranceles a la importación se traducirían en presiones inflacionistas, al pasarse los compradores a proveedores que no estén sujetos a los aranceles impuestos por Trump, pero que exigen precios más altos por sus productos. Aún así, la evolución interanual de los precios de importación sufrió una contracción del 1,3%, pero hay que tener en cuenta que se produjo en un entorno de calidad de los precios del petróleo y de gran fortaleza del dólar en todos los frentes, de forma que la inflación de los precios de importación podría volver, y con ganas, en 2019. Hoy se publicarán los datos de tasa de utilización de la capacidad y de producción industrial, a las 14.30 CEST,  y a continuación el dato adelantado sobre confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, a las 15.00.

CAD

El dólar canadiense se mantuvo cerca de su precio de apertura frente a la mayoría de las divisas del G10 en un día sin acontecimientos de importancia en los mercados de divisas del país de los osos polares. La gobernadora adjunta del Banco de Canadá, Carolyn Wilkins, tampoco pudo dinamizar ayer los mercados, pese a su aviso de que se mantendrá el bajo crecimiento económico, incluso aunque se resuelvan las tensiones comerciales. La publicación del dato de ventas de manufacturas, a las 14.30 CET, podría ayudar al deshielo del estado glacial en que está sumido el dólar canadiense esta semana. Si no es así, probablemente no nos quede más que esperar a la doble publicación del IPC y de las ventas minoristas de la próxima semana para poder entrar un poco en calor.