NOTICIAS Y ANÁLISIS

EUR

Ayer la moneda única cerró prácticamente en línea con su valor de apertura frente al dólar, después de reflejar una amplitud de hasta medio punto porcentual entre su nivel máximo y mínimo del día. La moneda ha actuado presumiblemente como un valor refugio en las recientes sesiones de escalamiento en las tensiones comerciales entre China y EE.UU. Sin embargo, la sensibilidad de la divisa no escapa de los crecientes temores sobre una posible recesión en la mayor economía de la Eurozona. La cifra de producción industrial en Alemania reflejó una caída en junio de 1,5% en relación al mes anterior, mientras que en comparativa anual la contracción de junio asciende a 5,2%, la más abrupta desde 2009. La curva de rendimientos de los bonos alemanes se encuentra ahora en su posición más plana desde la crisis financiera, augurando una posible crisis económica. Hoy el BCE publica el boletín económico a las 10:00 ECT, un documento que contiene información relevante para la conducción de la política monetaria.

USD

El dólar continúa dominando la cesta de monedas G10 aunque el índice DXY cedió ayer marginalmente ante la fortaleza del yen japonés. Los comentarios del jefe de la Fed de Chicago, Charles Evans, opacaron las declaraciones de su par de St. Louis el día anterior, al levantar expectativas de mayor acomodación monetaria en camino. Estas indicaciones son escasamente novedosas para los inversores, que apuestan con un 100% de probabilidades por un recorte adicional de la Fed en septiembre. Las expectativas del mercado se dividen entre un 66% y un 33% de probabilidades de un recorte de 25 o 50 puntos básicos respectivamente. La brecha entre los rendimientos de los bonos a 10 y 2 años se encuentra a unos escasos 12 puntos básicos de revertirse, medida que ha sido eficientemente utilizada en el pasado para predecir una recesión en la economía. Donald Trump continua elevando el tono de sus agresiones públicas a la Fed, presionando por una flexibilización más amplia y ágil de la política monetaria.

GBP

La libra esterlina perdió terreno nuevamente frente al dólar, fallando en distanciarse de los mínimos de dos años frente al dólar y el euro de semanas recientes. Los precios de la vivienda publicados ayer no ofrecieron apoyo a la moneda, al caer por segundo mes consecutivo y reflejar la incertidumbre que supone el Brexit para la demanda del sector inmobiliario. El Ministro de Economía en la sombra, John McDonell, reveló el último plan del Partido Laborista para enviar a Jeremy Corbyn hacia Downing Street si Boris Johnson perdiera una moción de censura. La estrategia de Corbyn podría desatar una crisis constitucional en el Reino Unido, una presión adicional que podría poner a la libra aún más cuesta abajo. El calendario de datos de hoy está vacío, la víspera de la esperada lectura del PIB en el segundo trimestre del año mañana.

MXN

El peso mexicano cedió terreno ayer frente a sus principales pares, después de una sesión de notables movimientos en ambas direcciones. Con una marcada incertidumbre en relación a la guerra comercial y crecientes temores de una posible recesión en los EE.UU., el peso mexicano se ubica entre los mayores perdedores entre las monedas emergentes. El recorte de los tipos de interés de Nueva Zelanda, Tailandia y la India elevan las expectativas sobre una inevitable desaceleración económica global, poniendo presión sobre la ruta de política monetaria de Banxico. Estos temores también fueron alentados por la caída de los futuros del petróleo a mínimos de 7 meses ayer, resultante de una contracción de la demanda global y una acumulación de los inventarios norteamericanos mayor de la esperada. El precio de la mezcla mexicana ha perdido casi un 28% desde sus máximos anuales en abril, una coyuntura especialmente desfavorable para un sector en plena reforma. Mientras el peso sigue el pulso de estos acontecimientos, hoy estará operando también en función de las cifras de inflación a publicarse a las 13:00 ECT.