NOTICIAS Y ANÁLISIS

EUR

El euro revirtió la ruta bajista con que inició el día, para cerrar con ganancias marginales en relación al valor de apertura frente al dólar. La situación política italiana quedó estancada ayer, después de que el Senado decidió postergar la discusión sobre la moción de censura propuesta por Mario Salvini para disolver el actual gobierno de coalición entre el Movimiento 5 estrellas y La Liga. Si esta iniciativa es aprobada por el parlamento, Italia podría celebrar elecciones generales adelantadas en octubre o instalar a un gobierno provisional hasta nuevas elecciones en primavera. Si el escrutinio se adelanta para octubre, se solaparía con el debate presupuestario del próximo año, tema crucial para la sostenibilidad de la deuda italiana después de un año de tensiones con Bruselas. Después del período inicial de incertidumbre política, las consecuencias más relevantes para el euro dependerán del enfoque fiscal que presente el nuevo gobierno de coalición. Mientras tanto, hoy los mercados desviarán su atención a los resultados de la encuesta ZEW de confianza inversora en Alemania a las 11:00 ECT.

MXN

El peso mexicano registró ayer una fuerte caída de 1,8% frente al dólar, recuperando terreno parcialmente hasta cerrar el día con pérdidas cercanas al punto porcentual. El movimiento de la divisa estuvo sincronizado con otras monedas LATAM como el real brasileño y el peso colombiano, que cayeron en simpatía con el peso argentino después de que la inesperada pérdida electoral de Mauricio Macri en elecciones primarias, devolviera temores de una nueva crisis de endeudamiento en el país andino. Las noticias en casa tampoco fueron nada halagadoras, con la agencia calificadora Fitch comentando que la ejecución del Plan de Negocios para Pemex debilitará el panorama crediticio de la empresa. Solo este año, Fitch ha degradado la nota crediticia de la petrolera en dos ocasiones, quitándole el grado de inversión a inicios de junio. Pemex tiene una perspectiva negativa según varias agencias, lo que otorga 1/3 de probabilidades de que su calificación crediticia sea reducida nuevamente en los próximos meses.

USD

El billete verde cerró ayer en el medio de la cesta de monedas del G10, en un día ligero de titulares y datos económicos. Sin embargo, la curva de rendimientos de los bonos del tesoro, usualmente el refugio de los inversores en períodos de alta incertidumbre, continúa mostrando patrones similares a lo que, en episodios anteriores, fueron premoniciones de recesiones económicas. La tranquilidad del dólar refleja expectativas de un agresivo ajuste monetario de la Fed como forma de acomodar a la economía para un escenario de este tipo. En el calendario de hoy se publica la cifra de inflación de julio según el Índice de Precios de los Consumidores a las 14:30 ECT. Si el dato muestra un avance de 0,3% como pronostica el consenso de expertos, podría añadir confusiones a la ruta de política monetaria de la Reserva Federal, en tanto las presiones inflacionarias alcistas podrían prescribir una postura más neutral de los tipos de interés.

GBP

La libra esterlina subió ligeramente de los mínimos observados ayer, después de que la rebelión que preparan los miembros del parlamento para bloquear un Brexit sin acuerdo ofreció cierto ímpetu. Varios medios han reportado que el 9 de septiembre será la fecha en que el gobierno se enfrentará a los Comunes. Esta mañana, la libra se enfrenta a un examen más inmediato con la publicación de datos del mercado laboral a las 10:30 ECT. El mercado laboral es uno de los factores que aún soporta un caso restrictivo de la política monetaria del Banco de Inglaterra, en tanto soporta ampliamente el gasto de los consumidores británicos a pesar de las crecientes probabilidades de un divorcio unilateral con el bloque europeo y los consecuentes derrames recesivos en la economía.