NOTICIAS Y ANÁLISIS

EUR

El par EURUSD cayó en la sesión de ayer hasta sus niveles de septiembre al continuar lastrado el sentimiento de búsqueda de riesgo tras la reacción de los mercados por la propagación del coronavirus en Europa, y el estancamiento de las negociaciones sobre estímulos fiscales en EE.UU. y de las conversaciones sobre el Brexit. El continuo incremento de nuevos casos hace que los líderes europeos tengan que afrontar una dura realidad: los confinamientos vuelven a estar encima de la mesa, pese a que muchos líderes europeos los descartaron durante el verano. Alemania registró ayer, por segundo día consecutivo, un nuevo récord de casos diarios, mientras que se espera que el primer ministro belga Alexander de Croo anuncie durante el día de hoy medidas más estrictas. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, repitió el jueves que el BCE está preparado para relajar sus políticas monetarias cuando sea necesario, dado el nivel de incertidumbre con respecto a la pandemia y, por tanto, sobre la recuperación económica en la eurozona. Estas declaraciones sobre la orientación acomodaticia de las políticas monetarias han podido añadir también presión a la baja al euro. Esta mañana, el par de divisas cotizaba en una banda estrecha mientras los indicadores de búsqueda de riesgo eran algo más bajos que los de ayer y las divisas refugio no mostraban una evolución clara. La atención sigue centrándose en las noticias de la cumbre europea, y se espera que el primer ministro Boris Johnson dé respuesta a la UE durante la tarde. No parece que el dato del IPC definitivo que se publicará a las 11:00 CET vaya a agitar la cotización del euro a no ser que el resultado final sea muy distinto al dato preliminar.

GBP

Los movimientos de la libra esterlina tuvieron una única dirección durante la sesión de ayer al prepararse los mercados para un posible abandono de las negociaciones sobre el Brexit y mientras el dólar repuntaba en todos los frentes al aumentar las restricciones de confinamiento en las principales economías. No es fácil averiguar exactamente qué impulsó ayer a la libra esterlina a caer 0,83%, pero al no tener noticias sobre el Brexit más allá de algunos comentarios aislados de los representantes de la UE con respecto a ampliar las conversaciones hasta finales de mes, el principal culpable parece ser la fortaleza del dólar. Sobre todo, cuando tenemos en cuenta que se han incrementado las medidas de confinamiento tanto en Londres como en algunos de los barrios de su periferia al pasar al segundo nivel del sistema de tres niveles establecido para los confinamientos locales. La principal medida recién implantada, que entrará en vigor a partir de las 00:01 del sábado por la mañana, es que las familias en estas áreas ya no podrán juntarse con otras en espacios interiores. Al haber movimientos más dispares frente al dólar en la jornada de hoy, la libra probablemente volverá a centrarse en lo que ocurre en Bruselas, en lugar de en los movimientos que se produzcan en el panel del G10. Tras abandonar a medianoche la cumbre de la UE, la presidenta alemana Angela Merkel ofreció una ramita de olivo al primer ministro Johnson al comentar que para alcanzar un acuerdo «por supuesto tenemos que estar dispuestos al compromiso. Cada lado tiene sus propias líneas rojas.» Con el negociador principal de la UE, Michel Barnier, preparado para iniciar conversaciones «de tipo túnel» con su homólogo del Reino Unido, David Frost, para poder avanzar en los puntos más comprometidos, y con Johnson a punto de anunciar esta tarde si el Reino Unido seguirá tratando de alcanzar un acuerdo, la libra esterlina mantendrá la preocupación ante la posibilidad de que el Reino Unido se decida por una salida sin acuerdo.

USD

El dólar repuntó durante la sesión de ayer, al afectar la preocupación con respecto al incremento del número de casos de coronavirus al sentimiento de búsqueda de riesgo mientras las noticias se centraban, en Estados Unidos, en la nominación de Amy Coney Barrett al Tribunal Supremo y en las nuevas acusaciones con respecto a Hunter, el hijo de Joe Biden. Los responsables de la campaña de Trump y la Comisión Nacional republicana publicaron los datos de recaudación de fondos de septiembre, que alcanzó los 248 millones de dólares, muy por debajo de los 383 millones recaudados por la campaña de Biden y los demócratas. Seguimos sin noticias sobre las conversaciones sobre el paquete de estímulos esta semana, pese a los denodados esfuerzos hechos por la administración Trump para seguir generando noticias que mantengan viva la llama de la esperanza de alcanzar un paquete amplio de medidas fiscales antes de las elecciones. El presidente Trump ha comentado, con respecto a una sentencia de la Organización Mundial del Comercio favorable a la UE, que EE.UU. «golpeará mucho más fuerte» si la UE actúa en base a esta sentencia, que permite adoptar medidas de represalia ante las ayudas concedidas por el gobierno de los Estados Unidos a Boeing. Entre los datos macroeconómicos de ayer tuvimos una cifra de peticiones iniciales de desempleo interesante, puesto que subió hasta casi 900.000 durante la semana pasada. Las peticiones de desempleo continuadas cayeron más rápido de lo esperado, hasta ligeramente por encima de los 10 millones. De forma que el panorama general muestra una presión continuada sobre el mercado laboral, y por tanto el informe sobre los salarios no agrícolas de octubre podría mostrar una cifra de incremento de tan solo unos pocos cientos de miles o incluso plana. A las 14:30 CET se publicará el dato mensual de ventas minoristas y a continuación, a las 15:15, el de producción industrial.

CAD

El dólar canadiense va a cerrar la semana en números rojos, tras desandar el repunte del lunes e incluso caer algo más durante la sesión de ayer. Sin embargo, este movimiento no ha sido único del CAD, sino que todo el mercado en general cayó frente al dólar estadounidense al deteriorarse las perspectivas de crecimiento en todo el mundo, tras volver a incrementarse las medidas de confinamiento en las principales economías. Dos de las mayores provincias de Canadá están sujetas a un confinamiento de 28 días, de forma que la divisa también sufrió los movimientos de aversión al riesgo de ayer. En cuanto a la política, los conservadores aconsejaron al Banco de Canadá que no financiara el programa de gastos del primer ministro Trudeau más allá de las medidas de urgencia relativas a la pandemia. Hasta la fecha, el Banco de Canadá ha adquirido 168 millones de dólares canadienses en bonos del Estado en su primera incursión en las políticas de relajación cuantitativa y últimamente ha reducido algunas de sus operaciones para dotar liquidez de forma urgente, aludiendo a un mejor funcionamiento del mercado.  Ninguna de sus actividades ha sido contraria a las adoptadas por otros bancos centrales del G10 como respuesta a la pandemia, pero el problema de la relajación cuantitativa es que puede interpretarse mediante planteamientos políticos. Aunque su objetivo principal es mejorar la transmisión de los bajos tipos de interés a la economía manteniendo la rentabilidad de los bonos del Estado en niveles bajos y en línea con los tipos bancarios, al mantener la rentabilidad de estos bonos en niveles mínimos reduce el coste de financiación de los déficits fiscales, un área de enfrentamiento fundamental entre progresistas y conservadores.

 

 

AVISO LEGAL: Esta información ha sido elaborada por Monex Europe Limited, empresa proveedora de servicios. Dicha comunicación se ha preparado exclusivamente con fines informativos y no contempla sus circunstancias u objetivos personales. Ninguno de los contenidos que figuran en esta comunicación es, ni debe considerarse, asesoramiento financiero, en materia de inversión, ni de ningún otro tipo en el que se deba confiar. No se ofrece ninguna representación o garantía respecto a la exactitud o a la integridad de esta información. Ninguna opinión reflejada en la comunicación constituye una recomendación por parte de Monex Europe Limited o por parte del autor con respecto a la idoneidad de una transacción o estrategia de inversión para una persona en particular. El material no se ha elaborado de acuerdo con los requisitos legales diseñados para fomentar la independencia del informe de inversiones, no está sujeto a ninguna prohibición de negociación previa a la divulgación del informe de inversiones y, como tal, se considera únicamente una comunicación comercial.