NOTICIAS Y ANÁLISIS

EUR

Después de una jornada prácticamente impasible para el euro, la moneda única se mantiene igual de inalterada tras la sorpresiva publicación del crecimiento del PIB en Alemania en el tercer trimestre del año. En línea con los pobres resultados previos del sector industrial, los inversores y expertos habían esperado una contracción de la actividad económica de 0,1% en el período. Junto a la caída de 0,2% en el segundo trimestre del año, revisada a la baja en 0,1%, las probabilidades de una recesión técnica en la mayor economía de la Eurozona estaban prácticamente descontadas. Sin embargo, la cifra sorprendió esta mañana con una expansión de 0,1% en Q3, impulsada principalmente por el avance del consumo privado y el gasto público. De acuerdo con las estadísticas oficiales revisadas, el comercio exterior también otorgó un impulso moderado al crecimiento, mientras que la inversión privada se mantuvo previsiblemente estancada. Alemania previene por un pequeño margen su primera recesión en 6 años, pero esta sorpresa positiva no anula el hecho de que el principal motor económico de la Eurozona es más bien una fuente de debilidad en el área. Esto explica por qué el euro apenas se anima con la noticia. En adición, este resultado minimiza la posibilidad de que el gobierno introduzca un paquete de apoyo fiscal significativo y abandone sus estrictas reglas de austeridad. El BCE ha insistido recientemente en la necesidad de que los gobiernos impulsen la actividad económica con estímulos fiscales, pero a juzgar por el resultado de hoy, el apoyo no vendrá de Berlín.

USD

El testimonio de Jerome Powell ante el Congreso estuvo en foco ayer al mismo tiempo que comenzaban las audiencias públicas relacionadas con el procedimiento de juicio político del presidente Donald Trump. Este último evento captó mayor atención, con el embajador interino de Estados Unidos en Ucrania, William Taylor, y el alto funcionario del departamento de estado George Kent testificando frente a las cámaras. Powell, por su parte, plantó la postura neutral de la Fed en relación a posibles movimientos de los tipos de interés en el corto plazo, reiterando que la política actual seguirá siendo apropiada siempre que los nuevos datos lo justifiquen. Las cifras de inflación de EE.UU., por su parte, excedieron las expectativas, con el IPC general aumentando 1,8% en perspectiva anual, aunque esta no es la medida de inflación preferida por la Fed. El calendario de hoy está cargado de datos y oradores del banco central, entre los que destacan la presentación de Quarles, Clarida y Bullard y la publicación de los precios a los productores y las subvenciones al desempleo. Powell protagoniza la escena nuevamente a las 16:00 ECT frente al Comité de presupuestos del parlamento.

GBP

La libra operó relativamente estable ayer a pesar de la caída de la lectura anual de inflación al 1,5% de 1,7% previo, el nivel más bajo desde 2016. Este resultado da sentido a las recientes previsiones y postura precavida del Banco de Inglaterra, aunque apenas mueven la aguja de la divisa.  Los movimientos políticos y su potencial influencia sobre el resultado del Brexit siguen siendo por ahora el principal móvil de la libra. Con pocos titulares políticos relevantes y las elecciones generales a poco menos de un mes, es probable que la libra esterlina continúe operando en función de los movimientos generales del dólar. A las 10:30 ECT se publican los datos de ventas minoristas de octubre, con un incremento en la cifra general interanual esperado.

MXN

El peso mexicano se enfrenta al anuncio de política monetaria de Banxico después de tres jornadas de pérdidas consecutivas frente al dólar. La moneda azteca ha sido el blanco de continuas señales de desaceleración económica en el país, unido a una renovada incertidumbre comercial internacional que ha revertido el apetito por los activos de economías emergentes. Los mercados también han descontado el probable recorte de otros 25 puntos básicos de los tipos de interés de referencia en el anuncio de Banxico hoy a las 20:00 ECT. La reducción de los tipos de interés, necesaria para estimular el pobre desempeño económico del país, podría añadir a la erosión del peso en tanto debilita su atractivo como moneda de acarreo. El deterioro de la divisa, no obstante, podría ser moderado considerando que los mercados esperan recortes de al menos 160 puntos básicos en el horizonte de un año. Banxico, por el contrario, podría mantener un tono precavido en sus indicaciones de política en el corto y mediano plazo a pesar del posible recorte. Las presiones alcistas de la inflación subyacente y el riesgo de descapitalización que enfrenta la economía en un entorno de bajas tasas, son los principales elementos de contrapeso para el grado de acomodación monetaria que esperan los mercados.