NOTICIAS Y ANÁLISIS

EUR

La sesión de ayer vio una acción estrecha del euro en el momento de la reunión del Banco Central Europeo, que coincidió con la publicación de la inflación del IPC de EE.UU. Los mercados ya habían anticipado el leguaje ultra-acomodaticio del BCE ayer, el cual reiteró su intención de comprar activos a un ritmo “significativamente más alto” que durante el primer trimestre del año. Lagarde se mantuvo muy cautelosa al sopesar la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y la relajación de las medidas de contención frente a la mejora de las condiciones económicas. Los pronósticos de crecimiento e inflación se revisaron al alza para los ejercicios de 2021 y 2022, pero esto no se combinó con un cambio en el tono de riesgos. La economía europea deberá crecer un 4.6% este año, de 4% anteriormente; y un 4.7% el próximo año, de 4.1% previo. Sin embargo, Lagarde destacó que el panorama inflacionario de medio y largo plazo continúa estando deprimido, con lo que quedan claras las pautas para un BCE ultra-laxo en los años venideros. Las compras de PEPP en los próximos meses estarán sujetas a efectos estacionales, con lo que seguramente estaremos viendo desembolsos más pequeños que de marzo a junio. Adicionalmente, la flexibilidad contenida en PEPP permitirá a la institución ajustar sus volúmenes de compra en función de las condiciones de mercado sin que esto requiera un cambio en la comunicación.  Hoy los mercados centran su atención en la reunión del G7 y la decisión de política del Banco Central de Rusia.

USD

El dólar estadounidense se cotiza a la defensiva esta mañana después de que la publicación del IPC de ayer provocara inicialmente un brote de fortaleza de la divisa en la cesta G10. La lectura interanual aumentó un 5%, la mayor ganancia en 28 años, mientras que las cifras mensuales también sorprendieron al alza y se imprimieron en 0,6% para la cifra general y en 0,7% para la inflación subyacente. Las crecientes presiones alcistas de la inflación responden a efectos transitorios derivados de la reapertura de la economía, el alza de los precios de las materias primas, fuertes restricciones de oferta y una alta disponibilidad de ahorros. Es por ello que, aunque los números sean altos para los estándares de la Fed, es probable que la guía de política monetaria se mantenga inalterada. Después de la sesión de ayer, donde los rendimientos estadounidenses a 10 años cayeron 10 puntos básicos a 1.43%, la acción del precio del mercado de renta fija marcará el ritmo de las divisas mientras los inversores se posicionan para un lote de datos económicos y la reunión de la Fed la próxima semana.

GBP

La libra esterlina ha sentido el impacto de las crecientes tensiones del Brexit durante las dos últimas sesiones, aunque el débil rebote del dólar ayer puso al par por encima de su promedio móvil de dos semanas. Esta mañana, la libra se ha mantenido por encima de estos promedios, aunque cotiza ligeramente más débil. La economía británica se expandió a su ritmo más rápido en 9 meses en abril, con una lectura de crecimiento en 2,3% mensual, ligeramente por debajo de las expectativas en 2,4%. El PIB del Reino Unido se encuentra ahora solo un 3,7% por debajo del nivel previo a la pandemia en febrero de 2020. La reapertura parcial del Reino Unido a partir del 12 de abril contribuyó notablemente a este resultado, con un fuerte crecimiento registrado en el gasto minorista, las compras de automóviles y caravanas y los sectores de la hospitalidad. Sin embargo, hay signos de fatiga en la recuperación, ya que el sector de la construcción y el sector industrial se contrajeron en un 2% y 1.3% respectivamente. Hoy se esperan comentarios del gobernador del Banco, Andrew Bailey, y del Ministro de Hacienda, Rishi Sunak, en la mañana, aunque todas las cámaras se enfocan en la cumbre del G7 en Cornwall este fin de semana.

MXN

El peso mexicano tuvo su momento más volátil en el día junto a la publicación de las cifras de inflación de los EE.UU., reaccionando inicialmente a la baja ante un dato más robusto de lo esperado. La aceleración de los precios norteamericanos tiene un derrame considerable en la inflación doméstica mexicana debido a los fuertes nexos comerciales entre ambas economías. Sin embargo, la lectura fue tomada con tranquilidad bajo la luz de un peso más fuerte y estable que limita el traspaso del alza de los precios, y de una postura laxa de la Fed sobre el repunte de la inflación. La reciente moderación de los rendimientos del Tesoro norteamericano llega como un bálsamo para el peso, que de momento no vislumbra un endurecimiento de las condiciones financieras domésticas. El peso opera con un tono relajado esta mañana, con las cifras de producción industrial de abril como dato más relevante en el calendario.

 

 

Aviso legal
Esta información ha sido elaborada por Monex Europe Limited, empresa proveedora de servicios. Dicha comunicación se ha preparado exclusivamente con fines informativos y no contempla sus circunstancias u objetivos personales. Ninguno de los contenidos que figuran en esta comunicación es, ni debe considerarse, asesoramiento financiero, en materia de inversión, ni de ningún otro tipo en el que se deba confiar. No se ofrece ninguna representación o garantía respecto a la exactitud o a la integridad de esta información. Ninguna opinión reflejada en la comunicación constituye una recomendación por parte de Monex Europe Limited o por parte del autor con respecto a la idoneidad de una transacción o estrategia de inversión para una persona en particular. El material no se ha elaborado de acuerdo con los requisitos legales diseñados para fomentar la independencia del informe de inversiones, no está sujeto a ninguna prohibición de negociación previa a la divulgación del informe de inversiones y, como tal, se considera únicamente una comunicación comercial.